• Reducción de evaporación entre 80% y 85%.
  • Reducción de consumo de energía para calentar líquidos entre 50% y 75%,
  • Reducción en la emisión de olores y compuestos orgánicos volátiles.
  • Protección de fauna al eliminar los espejos de agua y así mantener alejados a animales de líquidos peligrosos.
  • Reducción de consumo de productos químicos.
  • Reducción de vapores corrosivos, lo que garantiza una mayor vida útil de las instalaciones.
  • Reduce la penetración de los rayos UV, lo que impide el crecimiento de algas.